El chocolate es considerado como un magnífico afrodisíaco y ansiolítico natural. Posee a su vez propiedades super hidratantes para la piel. Esta fantástica sesión se realiza en 2 fases. Primero se hace un peeling por todo el cuerpo con cáscara microfiltrada de cacao, y continuación se envuelve el cuerpo con chocolate en polvo mezclado con aceite de cacao durante unos minutos, después se retira en la ducha, y se realiza un masaje por todo el cuerpo a ritmo de música relajante, con aceite de chocolate caliente.