Es una etapa tan íntima y personal para la mujer, que sin duda es también uno de los mejores momentos de la vida para mimarse y dedicarse tiempo a si misma. Su bienestar será un gran placer para su bebé.