Es un Ritual que nos invita a sumergir cuerpo y mente en un reino de perfumes estimulantes, sensaciones puras y texturas exclusivas para alcanzar la serenidad y bienestar total.

Tratamiento facial y corporal basado en las propiedades vitalizantes de las frutas, hidrata, regenera, reequilibra y tonifica la piel de todo el cuerpo y rostro.

Una sinergia aromaterapeútica que nos aportará seguridad, optimismo, alegría y fortaleza ante la vida.